Se entiende por el nombre de síndrome del intestino irritable (SII) no una enfermedad propiamente dicha, sino un conjunto de trastornos funcionales del intestino bastante frecuentes, que se caracterizan por la presencia de episodios recurrentes de dolor abdominal, molestias acompañadas de hinchazón abdominal y alteraciones en la frecuencia y/o en la consistencia de las deposiciones. Es una afectación muy frecuente, especialmente en personas jóvenes, constituyendo en la práctica clínica habitual uno de los principales motivos de consulta tanto en Atención Primaria como en Aparato Digestivo.

Al tratarse de un trastorno funcional, se ha asumido tradicionalmente que el paciente con SII no presenta ninguna alteración orgánica digestiva asociada que justifique sus síntomas. No obstante, actualmente se dispone de pruebas diagnósticadas que hablan a favor de que ya no es apropiado seguir considerando al SII como un trastorno puramente funcional.

El SII no es un trastorno psiquiátrico ni psicológico. Durante años, solo se ha considerado como enfermo aquel paciente en el que se podía demostrar una causa orgánica de sus molestias, mientras que el resto se aceptaba que presentaban “trastorno de somatización” o "hipocondría". Los trastornos funcionales producen un gran deterioro de la calidad de vida, incluso superior al relacionado con otras dolencias orgánicas.

La complejidad y diversidad de la presentación del SII hace que el tratamiento sea variado. Antes de instaurar un tratamiento, el paciente debe ser evaluado para excluir otros diagnósticos con síntomas similares a los del SII

Fuente: Wikipedia

Si sufres de Colon Irritable, nuestro pack de suplementos nutricionales para ayudar a la digestión - Gy-zime, Gy-pro y Ambrotose. Empezar tomando una cucharadita de café al día e ir aumentando la dosis a medida que se tolere) te puede ayudar a mejorar tu calidad de vida.

Pruébalo con tres meses de garantía, si no quedas satisfecho te devolvemos el dinero.